40.000 alumnos quedan cada año fuera de la FP por falta de plazas

Viernes 10 de septiembre de 2010 por AnaJ

Leemos en diversos medios la gran diferencia que hay entre España y otros países de nuestro entorno, en número de titulados en Formación Profesional. Actualmente vemos por Madrid múltiples carteles alabando la cantidad de opciones y cualificaciones pueden obtener nuestros jóvenes que se deciden por la Formación Profesional. La verdad es que son unos carteles tan atractivos que a todos nos apetece apuntarnos a alguna de las opciones que proponen. Sin embargo luego leemos el artículo que os proponemos a continuación extraído de El País. Y pensamos: ¿por qué hacen tanta publicidad de algo que luego a la hora de la verdad no tiene oferta suficiente para la demanda que tiene? ¿no sería mejor gastarse el dinero en Educación y no en publicidad?

40.000 alumnos quedan cada año fuera de la FP por falta de plazas

El Gobierno empuja a los estudiantes a matricularse en estudios que están colapsados en varias ramas - España, muy lejos de Europa en titulados medios.

Miles de alumnos, unos 40.000 calculan los expertos, se quedan cada año sin plaza para hacer un ciclo medio de Formación Profesional (FP). Algunos optan por desplazarse a un instituto distinto, quizá lejano, y otros cambian los estudios elegidos por una segunda opción -si no hay sanitario, pues administrativo-, pero los más abandonan definitivamente. Así se va agrandando el agujero más preocupante del sistema educativo español: la escasez de titulados medios para desempeñar diferentes oficios. Y sin título de ninguna clase, el desempleo también se hace más grande.

Con la FP se ha chocado un Gobierno tras otro. Son los estudios que más nos diferencian con Europa. La población (hasta los 24 años) que tiene estudios de FP es un 38% mientras que la media de la OCDE alcanza el 44%, y la de la UE un 52%. La OCDE ha destacado en su último informe este déficit español, que lastra el mercado laboral. El Gobierno está creando vías para que los alumnos encaminen su formación hacia esos estudios. Y se les conmina insistentemente a que no desprecien esta opción, imprescindible para encontrar un trabajo. Pero una plaza de FP puede ser muy cara. No es lo mismo un puesto para aprender mecánica, o sonido, que uno de administrativo, para el que basta un ordenador y el profesor, reconocen en el Ministerio de Educación.

Las comunidades todavía no han concluido las cualificaciones profesionales que necesita su tejido empresarial -capataces de riego, fresadores, lo que sea- y, por tanto, Educación no acaba de definir los títulos, que al final serán unos 140. La buena noticia, después de más de una década de retraso, es que para junio estarán las cualificaciones, según Educación. Y para diciembre, dicen, habrá 100 títulos del nuevo católogo. Y se han destinado 40 millones para proyectos de movilidad para estos estudiantes.

Mientras tanto, aproximadamente a los 19 años, hartos de repetir muchos de ellos, un 30% de los alumnos dice adiós a las aulas para siempre. Es lo que se llama abandono educativo temprano, que en España alcanza ese porcentaje casi insoportable, 17 puntos por encima de la media europea. "Hay un 12% de alumnos que acaba la edad obligatoria de permanencia en el instituto, 16 años, o la edad máxima, 18, sin su título básico. De ahí al 30% que no sigue estudiando hay un 18% que sería rescatable, pero salen tan achicharrados del instituto, fracaso tras fracaso, que a pesar de obtener su título, es casi imposible que quieran seguir en el pupitre. Además, los que titulan se ven ya con 18 años y quieren ponerse a trabajar", dice Manuel de la Cruz, director del Observatorio Social de la Educación de la Fundación 1º de Mayo (CC OO).

Y en estas llegó la crisis y se acabó el trabajo. Muchos alumnos han optado por seguir estudiando, la matrícula de FP de grado medio se ha incrementado este año en más de 10.000 plazas, hasta sumar 281.787 alumnos que se prevén para este curso. "Pero unos 40.000 no encontrarán plaza en primera opción, que para estos chicos, más desmotivados, es tanto como decir que se quedarán sin estudiar", añade De la Cruz. Y todo ello a pesar de los múltiples llamamientos que se hacen desde siempre a los alumnos para que se matriculen en FP, de las muchas campañas que se han puesto en marcha para sacar de la mala fama a estos estudios, que antaño se veían como la salida de los torpes. No es así. Es solo una opción preprofesional, que en la FP superior ha alcanzado gran prestigio. También en estos ciclos de educación superior hay falta de plazas, por cierto. Saber el número exacto, tanto en un caso como en otro es casi imposible, porque las comunidades no suelen facilitar esos datos. Pero la realidad tiene nombres, que salen a la luz cada curso, en los institutos. Y apellidos.

María Elena Pombo Santamaría, por ejemplo. Una gallega de 17 años huérfana de padre, que cuida en Fisterra a su madrina, con problemas de corazón y a su tía, con cierto retraso. Su madre trabaja en Lanzarote para llevar dinero a casa. A los 15 años la mitad de los estudiantes españoles ya ha repetido alguna vez. María Elena también pinchó en ese curso, 3º de ESO. Pasó a 4º, pero la carga ya era demasiado dura. Con 17 años y dificultades para titular, ha decidido hacer la prueba que le permite optar a un grado medio de FP. Aprobó y fue a buscar suerte. Quería hacer auxiliar de enfermería. Le viene bien con lo que tiene en casa, dice. Pero, ay, no hay plaza. Tampoco de administrativo, así que se conformará con mecánica o electricidad. Y no abandona la idea de sacar un día el título de la ESO. Si encontrara un empleo, quizá los estudios serían ya cosa del pasado. Y así hasta la próxima crisis.

El número de alumnos que se matricula en FP de grado medio no ha dejado de crecer en esta década en toda España. Una alta matrícula en las enseñanzas posobligatorias es siempre característica de los países más avanzados. En España, eso se observa también por comunidades. Las de mayor tejido industrial, al norte, tienen mayores tasas de matriculados. Sobresalen Cataluña, País Vasco, Cantabria, Asturias, entre otras. Y es destacable el esfuerzo de la Comunidad Valenciana en la última década, con un incremento en la tasa bruta de acceso a la FP del 208%, lo que arroja una cifra de un 30% de alumnos de 16 a 19 años, aproximadamente, que se matriculan en esas enseñanzas respecto a su población total de 16 años: así se halla la tasa bruta. Sorprende, al otro lado, Madrid, que siendo una comunidad rica muestra la tasa más baja de matriculados y su esfuerzo por incrementarla no ha sido tampoco reseñable. "Tanto es así que su buen número de bachilleres no compensa el número global de matriculados en estas enseñanzas medias", dice De la Cruz.

A pesar de ello, han de crecer las plazas de FP, tanto de grado medio como superior, para alcanzar los niveles europeos.

Artículo escrito por: Carmen Morán - El País - 10/09/2010

Para acceder al artículo pincha aquí.


Portada del sitio | Contacto| Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 1032437

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

     RSS es RSS¿Leemos...? RSSArtículos interesantes   ?

Creative Commons License